23 de octubre de 2015

Selección: "La máquina de versificar"

Tu amigo Claudio ha muerto.

Podrías sentir algo
si la urgencia del verso te dejase.

Triste destino el suyo: ser
tema de una elegía, pobre objeto
al servicio de un juego miserable,
el juego del acento y de la sílaba,
de la cita y el tópico,
de la astuta emoción premeditada.

Tu amigo Claudio ha muerto,
pero tu nada sientes.
Ni tan siquiera sientes no sentir.
Más firme que la muerte
el verso se interpone entre vosotros.


El poeta es un monstruo.

Miguel Postigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario