19 de noviembre de 2013

Punto y seguido

"No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo".
Oscar Wilde

Quedan doce días para el fin de noviembre y con ello el fin de NaNoWriMo. A la gente que me sigue y que esperaba un gran progreso por mi parte tengo que decepcionarla mucho. No me retiro. Pero sé que no seré capaz de acabar el primer borrador de mi novela para el 30 de noviembre. Un pequeño cálculo hace ver que para cumplir con las 50000 palabras, tendría que escribir aproximadamente 3333 en los días que quedan para llegar. Sé que no es mucho. Pero no me gusta atragantarme ni obsesionarme.


En realidad llevo sin escribir nada desde el segundo sábado de noviembre. Las 10010 palabras que llevo hasta ahora las escribí la primera semana. Mucha gente se retira entonces. Aunque ya lo había decidido, preferí esperar para informar al mundo de mi decisión. Ese sábado se celebraba el maratón de escritura (escribe todo lo que puedas, dedícate solo a escribir ese día). No escribí más que mil palabras. Pero también le di mil vueltas al asunto.
Esta es una decisión muy meditada. NaNoWriMo me parece una de las mejores ideas que existen ahora mismo por internet. Me parece motivador, sirve para asentar las ideas sobre una novela y hacer lo que más cuesta a muchos escritores amateur: ponerse a escribir. Además, a mí este año me ayuda a muchas cosas. Sin embargo, he decidido espaciar un poco más la escritura de esta ingente cantidad de palabras por varias razones:
  • Necesito tiempo para los trabajos universitarios. No en vano es mi penúltimo semestre y debo estar más trabajador que nunca. Sobre todo con algunas asignaturas que, gracias a los profesores, me están siendo difíciles de tragar.
  • A pesar que que tengo un horario organizado para la escritura, me quedaban pocos huecos para el ocio y el trabajo extra. No tengo un único proyecto, todavía no estoy preparado para centrarme 100% en un único trabajo. 
  • Estaba demasiado obsesionado con llegar a la cantidad necesaria de palabras por día. Se manifestó de manera muy clara el sábado, cuando me propuse una meta tan alta de palabras que me desmotivó y al final lo único que hice fue quedarme mirando la pantalla del ordenador, sin escribir nada.
Todo esto no significa que no vaya a escribir más. Solo significa que no ganaré NaNoWriMo. Y no me importa, porque si reviso los objetivos que me había propuesto a finales de octubre puedo decir que los he cumplido todos:
  • Organizar mi creación literaria. Tengo más claro que nunca lo que quiero hacer con mis historias. Apenas acabo de plantear la introducción de la primera, la que más quería escribir. Llevo 10010 palabras de lo que seguro se convertirá en mi primera novela. No sé si será un éxito, pero tampoco me importa. Lo importante para mí era sentarme a escribir.
  • Organizar mejor mis horarios. De estos puntos es el que peor me ha salido. Tengo tiempo, pero me siguen faltando las ganas. Hay días que inevitablemente no hay forma de que me ponga a trabajar. Necesito más técnicas para mejorar mi concentración y mi motivación intrínseca. Aun así, lleve la cantidad de palabras adecuada hasta el momento de mi parada en la escritura.
  • Coger un hábito de escritura. Al igual que mi hábito de lectura, estuvo mucho tiempo en decadencia por causa de internet y sus maravillas. Internet y sus maravillas, entre otros factores, serán los que poco a poco, me ayuden a recuperar este y otros hábitos tanto necesarios como saludables.
En general estoy satisfecho con la experiencia de NaNoWriMo, aunque aun no haya acabado. Voy a seguir escribiendo a un ritmo menor, pero constante. Al igual que hay un contador de palabras para ver si cumplía con NaNoWriMo en la columna derecha de este blog, pondré, no tardando mucho, un contador de palabras para teneros a todos al tanto de mis progresos en el primer borrador. También daré la murga a la gente que me siga por Twitter. Y para motivarme de nuevo con mi historia, imprimiré un par de copias de estas primeras diez mil palabras para que lo lea alguno de mis seres queridos y me den su opinión.

Os iré comentando mi experiencia extra-NaNoWriMo y seguiré actualizando este blog poco a poco.

Un placer compartir mis impresiones con vosotros. Nos leemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario